VAKILL

Compartir
Apertura de puertas: 23-30
Precio de taquilla : 15€
Venta anticipada: 12 euros anticipada en TRIBUURBANA Y AMA RECORDS

Uno de los grandes MCS del underground de la ciudad de Chicago

VAKILL

"THE DARKEST CLOUD"



(The Molemen, 2002)



“Dime con quién andas y te diré quién eres”. Cuanta razón tiene este sabio proverbio del refranero español, sobre todo hablando de hip hop. Es duro reconocer que se puede adivinar la calidad de un lp unicamente mirando los créditos y, lo peor de todo, que se acertará en el 90% de las ocasiones. Me explico, solo mirando las colaboraciones y los productores de un lp se puede acertar el estilo, las preferencias musicales del artista y, por evolución histórica, sacar un promedio en el cual pueda integrarse la calidad musical del álbum en cuestión. No digo que sea algo que se deba hacer, ni mucho menos que esto sea justo pero si hacemos una pequeña visión general (eso es lo que, al fin y al cabo, hacen los refranes ) veremos como desgraciadamente está en lo cierto.



Pongamos algunos ejemplos, álbum de Gang Starr (productor: Premier, colaboradores: Jeru, Freddy Foxxx, Rakim...); más o menos os podeis ir haciendo una idea, ¿no?. Otro, Puff Daddy (Productor: él mismo, colaboradores: Ja Rule, Jay-Z, Mariah Carey, algún toyaco de algún grupo neohippie adolescente...); también os haceis una idea de a que va a sonar, ¿no?. Album de El-P (productor: él, colaboradores: Vast Aire, Aesop Rock, Mr Lif,...); creo que queda clarito, ¿no? Pues estos canones tan rígidamente esteriotipados son crudamente reales y si no fijaos en la discografía de cualquiera de los que he dicho arriba, rara vez se violan los vínculos.



¿Por qué toda esta parafernalia barata de la amistad musical? Pues porque si ahora os digo, Vakill (productores: The Molemen, colaboradores: Slug de Atmosphere), significa que ya podeis empezar a frotaros las manos. Y es que estamos ante una de las grandes obras del 2003, que tan reacio en buenos trabajos se está mostrando. Uno de esos álbumes que , salvo una inesperada cosecha de clásicos en el segundo semestre del año, formará parte de nuestra preciada lista de elegidos entre los diez mejores.



Vakill ya había mostrado sus habilidades hacía años con un “semi” lp plagado de freestyles y temas antiguos llamado Kill´em all pero le faltaba dar el salto definitivo hacia su consagración con su álbum debut y ha decidido, lógicamente, rodearse para ello de sus compañeros de crew los productores The Molemen (¿Hay alguien que todavía no ha escuchado Writer´s block con Capital D? ). A la vista del resultado final... Inmejorable decisión!



Desde la Intro hasta el último tema todo es una sucesión de temas cuando menos notables entremezclados con auténticos pepinos con un rabioso Vakill planeando sobre unas bases que abrazan y envuelven al mc de Chicago y lo colocan muy arriba en las escala de mcs del panorama actual. Y es que muchos reputados freestylers sucumben en su intento de dar el salto al vinilo por la repetitividad temática de sus textos. Sin embargo, Vakill ha sabido combinar a la perfección sus punchlines con otros temas de gran sensibilidad y talento (I cry you a river, Til the World blows up,...).



Sin embargo si tengo que destacar algún tema debo ponerme en pie y rendir pleitesía a Fallen. Con la inestimable colaboración de un Slug sublime, Vakill nos cuenta la historia de un mc que se deja llevar por la inercia de la fama y el dinero tanto que acaba matando su carrera al creerse su papel. Así acaba perdiendo su contrato y decide recurrir a las armas para recuperarlo, al final todo acaba en suicidio. Una base enternecedora y dos mcs al 100 % tienen por resultado uno de los momentos más álgidos en lo que llevamos del año. Esta canción bien vale el lp entero. Avisados estais!.



Pero no nos quedemos ahí, Sickplicity, American Gothic, The darkest Cloud, I cry you a river (una de las canciones mas emotivas que recuerdo dedicada a el mejor amigo de Vakill asesinado en 1989, creo) son sin duda algunos de los mejores momentos no solo del lp sino tambien de lo que llevamos de año.



En definitiva, un lp de esos accesibles pero que no se diluye con el paso de las escuchas. Vakill ha entrado apostando fuerte y guiado por unos The Molemen apabullantes y apasionantes que demuestran estar en mejor forma que Ben Jonson en las Olimpiadas del 88 (¿será también cosa de la Nandrolona???).



NACHO