THE NOMADS

Compartir
Apertura de puertas: 22:30
Venta anticipada: VENTA ANTICIPADA EN TICKETEA.COM

18 € en Taquilla

14 € Anticipada en:

nombre

Confieso que uno de los muchos discos que guardo con especial cariño es el “Outburts” de los Nomads. En él se recopilaban los minilp’s “Temptation Pays Double” y “Where the wolf bane blooms” y desde la foto en que unos chavales te miraban a través de un espejo de tráfico se alternaban versiones y originales que me enloquecían a cada guitarrazo que este combo sueco daba, “Don’t Treat on Me”, “I’m five years ahead of my time”, “I’m not like everybody Else”, “Bangkok” o mi favorito “The way you touch my hand” que durante años pensé que era original y resultó ser el cover de una banda llamada The Revelons. Temas que a pesar de ser versiones quedaban muy lejos de ser copias milimétricas de los originales, dotando a esas canciones de la personalidad propia de la banda mezclándolas con originales propios como “Where the wolf where blooms”, “Real Gone Lover”, “Rank Fink a Boo Boo” o “Lowdown Shakin’ Hills”. Poco más de tres años desde que se formaron en su Solna natal y estaban en boca de todo el mundo con infinidad de fanzines haciéndose eco de sus sonidos.

Durante la década de los 80’s y los 90’s el legado vinílico de estos suecos creció de manera espectacular con discos editados en todo el mundo desde Japón a Canadá, de España a Los Ángeles, infinidad de nuevas versiones y temas propios que lo único que hacían era proyectar a la banda al estatus de banda de culto gracias a la facilidad de asimilar, desgranar y lejos de mimetizar esa enseñanzas escupirlas transformadas con la firma Nomads. En sus temas se puede escuchar lo que el rock and roll nos ha enseñando a lo largo de su historia, desde las guitarras en conexión Detroit – Australia y el rock and roll de Link Wray, al Soul pasando por el Punk Rock, los sonidos de garage que dan pie al grungre en los 90’s además de ser la carne de cultivo de bandas como Hellacopters y toda esa vorágine de bandas nórdicas que desolaron tan fugazmente los escenarios de medio mundo. Cada nuevo disco que editaban contenía más de un éxito “underground” de sello propio , “Can’t keep my mind of you”, “Surfin’ in the bars”, “Beyond the valley of the Dolls”, “King of the Nigh Train” temas que en la mayoría de las ocasiones estaban bajo la supervisión del hombre que los ha visto crecer, Chips Kiesbye, desde sus inicios.

El respeto y la admiración hacia la banda por parte de músicos de todo el mundo ha sido puesta de manifiesto por nombres que mucho tienen que decir en el mundo del rock and roll, los halagos por parte de tipos como Jello Biafra, Lux Interior, Ramones, Dictators, Wayne Kramer, Roky Erikson o Scott Mccaughey sin embargo dejaron una década de sequía vinílica durante los dos primeros lustros del siglo XXI con reediciones de viejos temas.

En 2012 los suecos ponen a punto sus guitarras y dejan todo un nuevo álbum que además de traernos a la memoria su legado nos deja una colección de nuevos temas que los vuelven a poner en el sitio que se merecen. “Solna” es el disco que inyecta la dosis de ilusión que los tiempos que corren nos escatiman. Cada guitarrazo, cada canción es otro clásico de los Nomads.