RUBI

Compartir
Apertura de puertas: 22-00
Precio de taquilla : 10 €
Venta anticipada: ESCRIDISCOS C/ Navas de Tolosa 4

REPORTAJE DEL CONCIERTO

La influencia de los músicos argentinos en España es importante desde casi inicios del pop nacional, pero es tras el golpe militar de 1.976 cuando una gran cantidad de artistas de aquel país desembarcaran en España.
Músicos como Andrés Calamaro, Alejo Stivel, Moris, Sergio Makaroff, Ariel Rot, productores como Jorge Álvarez y diseñadores de la talla de Juan O.Gatti
Rubi, o mejor dicho María Teresa Campilongo nació hace ya unas décadas, a orillas del mar de Plata, en la cosmopolita ciudad de Buenos Aires, en un recoleto barrio de chalecitos llamado flores, con una curiosa mezcla de raíces francesas e italianas en sus genes.
Marite, como la conocen sus amigos, creció mientras se educaba en las Clarisas rodeada de un ambiente festivo-deportivo-musical. La alegría balompédica gracias a su papá, funcionario y ex-jugador titular del River Plate y la musical gracias a su hermano Dicky, que tenía un grupo musical y que comenzó a marcar los designios le llevarían a Marite a mutar en Rubi.
El golpe de estado militar en argentina en 1976 pone al rock en el punto de mira de la intolerancia y Rubi que por aquel entonces esta casada con Joe Borsani, el cantante del grupo “Los Tíos queridos”, donde ella hace coros, comienza a sentirse incómoda. Joe es el creador de aquel éxito sesentero titulado “voy a pintar las paredes con tu nombre”. Tras un breve paso por Colombia, y tras una elección en el aeropuerto de Bogotá entre Nueva York y la capital de España, aterrizan en Madrid.
El pop capitalino está en plena efervescencia, proliferan los fanzines, los locales de ensayo, las opciones arriesgadas y los más pudientes incluso viajan a Londres a empaparse del naciente movimiento “punk”, Kaka de Luxe, Paracelso, Paraíso, Cucharada..Son los últimos momentos del rollo y esta a punto de nacer la “movida”
Mientras tanto Marite ha completado su carrera de Psicología y ha levantado el vuelo del lado de Joe Borsani, aunque de su relación queda una hija, Juana y una sana amistad, Joe por su parte, ha entrado en contacto con los músicos y la gente del ambiente musical y así forma un nuevo grupo llamado “Sissi”, con los que firma un contrato con CBS, en primer sencillo “No pibe” suena bastante y completan todo un larga duración con el mismo sello.
Marite, mientras tanto ha formado su propia banda y ensaya con ellos en un local de la calle Casino, muy cerquita de Lavapiés. Graba algunas maquetas y recibe el apoyo de los dis-jockeys como Rafael Abitbol, padre del nombre artístico de la argentina Rubi, por el color de su pelo, un poco como Blondie y lo de los casinos por la calle donde ensayaba el grupo.
Comienza el lento recorrer de los lugares de conciertos como “El Escalón”, “El Jardín”, “Carolina”, mientras sus maquetas se difunden a través de programas radiofónicos de audiencias fieles como “Flor de Pasión”. El siguiente paso es grabar un disco y es Mercury, del grupo Polygram, quien les brinda la oportunidad de editar un sencillo con los temas “Yo tenía un novio que tocaba en un conjunto beat” y “En cualquier rincón”, un divertido tema pop y un twist para completar su primera entrega discográfica.
Rubi y los Casinos se convierten en el primer grupo español en actuar en la mítica sala Rock-Ola en abril de 1.981 y, desde ahí, comienza una pequeña gira por todo el territorio nacional y una recordada actuación en la fiesta de primavera de la universidad Complutense junto a los Modelos, Alaska y los Pegamoides y otros talentos de la época.
Tras algunos cambios en la formación, los Casinos se disuelven y Rubi firma como solista en el mismo sello de su, por aquel entonces, único disco. Bajo la dirección artística de Julián Ruiz, comienza la selección de temas, donde participan la “creme de la creme” del pop español, Nacho Cano, Carlos Berlanga, Ariel Rot, Nacho Canut, algunas canciones que quedan en el tintero serán éxito en otras voces como “El rey del glam” de Dinarama.
El álbum sale en la primavera de 1.982, con “me he enamorado de un fan” de “Mecanero” Nacho Cano como primer sencillo. Rubi abandona su imagen de niña ye-ye de su primer sencillo y se presenta muy sexy y encantadora, con un traje de satén rosa y unas sugerentes actuaciones donde llega a cantar con una diminuta combinación.
El disco no llegó a vender lo que esperaba la compañía discográfica, pero vuelve a apostar por la cantante, esta vez producida por su ex, en un disco titulado “Todas fueron buenas chicas” de la historia de la música. De una de ellas, Marilyn Monroe, Rubi interpreta el tema “Mi corazón pertenece a papi” que es lanzada como primer sencillo, pero también se atreve con Diana Ross & The Supremes y el mítico “You keep me hangin’ on” y con Brenda Lee y el baile de la escoba, hasta vuelve a grabar el novio en una nueva versión.
A finales de 1983 obtiene la carta de libertad de Mercury y se integra en un proyecto músico-teatral sobre “Hamlet” que expuesto en escena en el Rock-Ola por el grupo teatral GAD dirigido por Carlos Borsani donde también participaba Poch, del grupo Derribos Arias.
Al terminar las representaciones Rubi forma una nueva banda con ex-componentes de Derribos Arias y Lisa Vienesa, llamada Tráfico de Rubíes, con un sonido mucho más duro, a medio camino entre el soul y el rock siniestro de la época. Sorprende a propios y extraños con su cambio de imagen y sonido en el programa de televisión la “Edad de Oro” de su amiga Paloma Chamorro y se mete en el estudio a grabar un sencillo “No te fíes de mí” y “Sublime obsesión”. El grupo se disuelve y queda este single como muestra de su buen hacer.
El siguiente año Rubi reconsidera su carrera y recompone Rubi y los Casinos y graba un gran disco titulado “Hay amores que matan” con canciones de grandes autores como nacho Canut, Juan Carlos Aured, y Mauro Canut, Dicky, su hermano, Joe Borsani, Vicente Molina Foie, Pablo Sycet. El single “Yo te quiero besar (pero no debo)” devuelve a Rubi a las listas de popularidad.
Rubi, a pesar de seguir actuando, no graba hasta los 90 cuando colabora en el disco de Honky Tonk. A partir de ahí, sigue activa actuando asiduamente en las salas más conocidas de Madrid con un sonido nuevo, sorprendente al frente de los Casinos y de también su grupo de rhythm and blues “Hot Dogs”.