RASH

Compartir
Apertura de puertas: 22-30
Precio de taquilla : 3 €

“No soy un cantautor al uso”, dice Rash para dejar las cosas claras. “Me gusta lo canalla, el lado gamberro del cantautor, que la gente baile y disfrute y que después, en su casa, pueda detenerse en la letra. El ritmo no es sólo para el hip hop. Canto lo que me gustaría escuchar”.

En esto de la música, Rash no se ha caído de un guindo. Desde su primer concierto en un bar de Coslada con un repertorio de versiones, este madrileño que dice venir “del heavy pasando por Sabina y Ojos de Brujo” se ha ganado a pulso un lugar en el circuito alternativo además de colaborar y cantar con Bebe, Amparanoia y Los Delinqüentes, entre otros artistas. Conoce al dedillo los escenarios de salas como Galileo Galilei, Clamores, Libertad 8, Siroco, Caracol y, sobre todo, El Búho Real. Se ha autoeditado maquetas y discos, e incluyó dos canciones en el álbum El Búho Real. Nueve artistas nuevos, producidas por Eldys Isak Vega “Muñeco” (de Amparanoia) y en las que colaboran como invitados Juanlu (antes enOjos de Brujo y ahora en Calima) y Amparo (Amparanoia).

Con semejante historial, Rash podría estar de vuelta de todo (“La cosa está muy difícil. Hay muy pocas cosas nuevas”, dice) pero sigue en la brecha. Buscando una manera diferente de reflejar la realidad, más lúdica y utilizando cualquier canal posible, desde el cara a cara con el público a medio metro a los nuevos soportes digitales.

Su primer single editado por SV Music fue Mierda y besos. Con él Rash entró en la lista oficial de Promusicae de las canciones más descargadas en España. Desde entonces no ha dejado de actuar en directo: numerosas veces en formato acústico en El Búho Real, con su nueva banda al completo en la Sala Tabóo o cerrando la manifestación del Día del Orgullo Gay en Sevilla.

Ahora se publica Bailando un son, su segundo single. Ya está a la venta en Vodafone Live! en exclusiva, abriéndose su venta a través del resto de plataformas digitales (móviles e Internet) el próximo 4 de septiembre.

Que nadie espere ritmos latinos habituales en Bailando un son. Es una canción marcada por el estilo mestizo y callejero que caracteriza la música de Rash: base eléctrica rock, guitarras españolas, mezcla de ritmos, fuerza, energía y consistencia… “El estado puro de la música es la fusión. Lo mío es mezclar rumba, rock, pop, hip hop, reggae…”, dice Rash.