PINK TONES

Compartir
Apertura de puertas: 23-30
Precio de taquilla : 12€
Venta anticipada: 15€ anticipada en Ticktackticket

UN TRIBUTO A PINK FLOYD

Los Pink Tones se empezaron a fraguar después del verano del 2003, cuando Alvaro, guitarrista, se juntó con Gonzalo y Nacho, para que poco mas tarde se unieran Cefe y Antonio constituyendo lo que hoy son los Pink Tones.

Despues de algunos ensayos hicieron el primer show de “prueba” en un pequeño bar del norte de Madrid, el “Aperitoche”, en el que ni de lejos cabían en el escenario, con lo que parte del grupo tuvo que tocar entre el público. Sin embargo la respuesta de los asistentes fué fantástica, y una sema después hicieron un show mas grande en “Ritmo Y Compás”, con buena asistencia de público. A pesar de algunos problemas técnicos que motivaban que los músicos no pudieran oírse bien, la cosa fué positiva y siguió para adelante.
Despues vinieron otros shows como el del “Honky Tonk”, y el segundo de “Ritmo Y Compas”, que marcó un punto de inflexión en la trayectoria del grupo. Ahí conocieron a Adrián, un apasionado de Pink Floyd, que se encargó de llevar al grupo, de hablar con gente, de mil cosas.
A raíz de la colaboración de Adrián se abrieron puertas y se llegó a un punto donde salen conciertos regularmente, tanto en Madrid como fuera, en sitios emblemáticos como la sala Bikini de Barcelona o Moby Dick en Madrid.
En esa época también el grupo vió la oportunidad de poner en práctica una idea que tuvieron desde el principio, el hacer un espectáculo “global”, entendido asi que involucre tanto sonido como luz.
En el concierto de “Honky Tonk” se llevaron 5 cabezas lasers controladas magníficamente por ordenador a cargo de Alberto, el hombre-laser, ademas de máquinas de humo y demás parafernalia. El resultado fué increíble, con lo que se “institucionalizó” la idea a partir de entonces. Sin embargo, no siempre es posible llevar el espectáculo lumínico con nosotros (como ocurrió en Bikini), muchas veces depende del presupuesto que dé el organizador del evento.

El repertorio que maneja el grupo crece sin parar, se empezaron haciendo temas de “los tres” míticos albumes (“Dark Side Of The Moon”, “Wish You Were Here” y “The Wall”), para luego ampliarlo al “Meddle”, “Animals”, etc, abarcando casi toda la discografía. De hecho es un auténtico “dolor” escojer el repertorio de cada concierto, pues da pena dejar canciones fuera, y es imposible satisfacer a todo el mundo a menos que se haga un concierto de 6 horas (o más).
Aunque la base del repertorio del grupo sigue apoyándose en la “época Waters” de Pink Floyd, se hacen incursiones en los primeros Floyd de Syd Barrett o la época mas “Gilmourera” del grupo.