NASHVILLE PUSSY

Compartir
Apertura de puertas: 23-30
Precio de taquilla : 18€
Venta anticipada: 15 € anticipada en Ticktackticket

Nashville Pussy fueron nominados en 1999 para el Grammy a la mejor canción de metal por ‘Fried Chicken and Coffee’, perteneciente a su álbum de debut ‘Let Them Eat Pussy’ (producido por Kurt Bloch -Fastbacks, Young Fresh Fellows-). Posteriormente editaron ‘High As Hell’, también bajo las ódenes de Bloch, y en 2002 vio la luz ‘Say Something Nasty’, su último trabajo hasta la fecha, con David Barrick a los controles.
Todos sus discos responden a una misma fórmula, directa, sincera y arrolladora. Ellos mismos la definen como “southern discomfort” , y la resumen así: “canciones explosivas, ritmos que te pueden romper los huesos, riffs de heavy metal y la ética del punk, todo ello aderezado con un toque de sex appeal”.

El origen de su nombre sigue dando pistas de por dónde van los tiros: procede de la intro que abre el ‘Double Live Gonzo’ de Ted Nugent, una versión del ‘Wang Dang Sweet Poontang’. Por si necesitas más referencias, su versión del ‘Highway To Hell’ del recopilatorio benéfico ‘Free The West Memphis Three’ es ya todo un clásico. También han participado en discos de tributo a bandas como Twisted Sister y Turbonegro.

Nashville Pussy se fundó en 1996 con unas intenciones muy claras; en palabras de los guitarristas del grupo -el matrimonio Ruyter Suys y Blaine Cartwright-: “Estábamos hartos de ver a bandas que apestaban, así que decidimos montar la banda que nos gustaría ver”.

Feroces sobre el escenario -“no queremos hacer prisioneros”-, los shows de Nashville Pussy están empapados de cerveza y, como en los mejores tiempos del rock, son un espectáculo inimitable.