MARC FORD

Compartir
Apertura de puertas: 22-00
Precio de taquilla : 21 €
Venta anticipada: 18 € Anticipada en Escridiscos y Tick Tack Ticket

Marc Ford comenzó su carrera en el trío Burning Tree a fianles de los 80’s. Con él estaban Mark Dutton al bajo y Doni Gray en la batería, debutando en 1990 con un álbum homónimo en el sello Epic Records. Las ventas no colman las expectativas de la discográfica, sin embargo el grupo se embarca en una extensa gira americana durante dos años, abriendo en ocasiones para The Black Crowes, hasta que Epic decide rescindir el contrato que les unía y la banda se disuelve.

Por su parte, Marc Ford continuaba subiéndose a los escenarios e improvisando jams con los hermanos Robinson, quienes, a finales de 1991 le invitan a formar parte de los ‘cuervos negros’ tras la expulsión del guitarrista original Jeff Cease.

Ford se involucra activamente en las mezclas finales de The Southern Harmony And Musical Companion, segundo álbum de los Crowes, el cual alcanzaría el doble platino en ventas en EE.UU. Pero donde más se notaría el trabajo y el sonido de Ford sería en los siguientes Amorica (1994) y Three Snakes And One Charm (1996), dos discos que, a pesar de su enorme brillantez, resultan un lastre comercial para el grupo. Es más, la discográfica llegó a deshechar dos discos, ya acabados, porque no les veian salida comercial. Afortunadamente para nosotros, Tall (1993) y Band Sessions (1997) han sido publicados oficialmente por la banda en el doble The Lost Crowes (2006) coincidiendo con el regreso de Ford a la banda. Pero no adelantemos acontecimientos.

A pesar de no ser un miembro original de los Black Crowes, Marc Ford es considerado por los fans un ‘cuervo negro’ en toda regla, y por derecho (algo así como Ron Wood y los Stones). Su impronta en el grupo los lleva a tomar una nueva dirección, arriesgada, alejándose de los hits y de las radiofórmulas y sumergiéndose aún más en las raíces de su música y de su cultura.

A finales de 1997, tras el Furthur Festival, los hermanos Robinson anuncian que Ford está fuera de la banda por sus problemas con las drogas (y éste les replicaría más tarde que él no era el único con ese tipo de problemas). Dos años después aparecerá By Your Side, sin Ford, y a pesar de que es un buen disco todos le echamos en falta.

Tras su expulsión de los Crowes, Marc Ford continuó actuando en pequeños locales bajo el nombre de Marc Ford & The Uninvited, hizo jams con Gov’t Mule y se unió a la Chris Stills Band durante un tiempo. Tras el verano del ‘98 se une a Luther Russell y forman Federale, atrayendo la atención de varios sellos y fichando finalmente por Interscope. Sin embargo, tras la absorción de Interscope por Universal Music Group el grupo se disuelve porque sus nuevos jefes no le ven futuro al proyecto.

Durante el 2000, Ford se une a una superbanda tributo a Pink Floyd llamada Blue Floyd y que en un principio estaba integrada por él, Allen Woody, Matt Abbs, Johnny Neel y Berry Oackley Jr. Pero no es suficiente. Un año después deja la banda para volver a intentarlo en solitario y dedica el 2001 a preparar material y tocar en directo. Durante una de esas actuaciones, en Enero de 2002, Ford da la bienvenida en el escenario a Chris Robinson y tras una memorable actuación donde se suceden los temas más oscuros de la discografía de los Crowes, se disparan los rumores sobre la vuelta de Ford a la banda.

Parece que el reencuentro (y la reconciliación) con Chris Robinson ha renovado las fuerzas del guitarrista y decide formar una nueva banda con Berry Oackley Jr. al bajo, Gootch a la batería y Chris Joyner al teclado. Marc Ford & The Sinners girarán y grabarán canciones durante todo el año atrayendo las miradas, esta vez de Lucinda Williams, quien insta a Lost Highway Records para que los fiche. Pero la pequeña compañía no tiene el suficiente poder económico para hacerse cargo de otra banda y durante la gira de 2003 como teloneros de Lucinda, Marc Ford abandona el grupo y se une a la banda de Ben Harper.

En Marzo de 2005, mientras Ford todavía forma parte de los Innocent Criminals de Ben Harper, The Black Crowes anucian el All Join Hands Reunion Tour, una de los regresos más deseados por todos ya que en él se incluía a Marc Ford. Pero no duraría mucho ya que el 5 de Septiembre de 2006, Ford anuncia que deja la banda para no tirar por la borda toda su lucha por mantenerse sobrio.

Poco después anuncia el regreso de Burning Tree para realizar tres conciertos en Hollywood, pero al final se acabara convirtiendo en una gira y en un nuevo disco del grupo, publicado en 2007.