GOLDEN SMOG

Compartir
Apertura de puertas: 21-30
Precio de taquilla : 23€
Venta anticipada: 20 € anticipada en Ticktackticket

La mayoría de las bandas, al menos las buenas, están formadas por amigos. Los motivos para hacerlo, especialmente en el caso de chicos jóvenes, pueden ser tan simples como “será divertido” y/o “ligaremos con mayor facilidad”. Las bandas también son santuarios, lugares donde esos mismos chavales encuentran un lugar de escape a la realidad de cada día. Durante cinco años o más en la vida de una banda, no obstante, los motivos pueden cambiar significativamente. El refugio se convierte en aislamiento, la amistad se transforma en compañerismo profesional y la realidad forjada en el seno de la banda puede hacer olvidar la existencia diaria del resto del mundo. La perspectiva con la que se empezó en el grupo es arrinconada con facilidad. Todo lo cual puede ayudar a explicar la aparición de proyectos paralelos de músicos reconocidos. Dan Murphy, que ha pisado cada peldaño en la escalera del éxito con Soul Asylum, describe a Golden Smog como algo puro y sin contaminar. Surgida en la escena musical de Minneapolis en los finales de los 80, Golden Smog comenzaron como una oportunidad para pasarlo bien y tocar versiones con amigos, algunos de tu propia banda y otros no. En tanto que este concepto se ha mantenido a lo largo de los años, Golden Smog también ha evolucionado hacia mucho más con el paso del tiempo: un escape para compositores como Gary Louris, de The Jayhawks, o Jeff Tweedy, de Wilco, para grabar canciones que no se ajustaban a sus otras bandas; un lugar donde la colaboración musical toma sentido, y un conjunto de perspectivas que han ayudado a cada uno a soportar los reveses profesionales y personales.

Coincidir exactamente en la fecha en la que se forma Golden Smog es complicado, pero Dan Murphy afirma que fue en Enero de 1987, cuando él, Dave Pirner, Martin Zellar y el bajista Jim Boquist (futuro integrante de Son Volt), se unen para convertirse en unos versioneadores de los Eagles. “Nos hicimos llamar Take It To The Limit”, recuerda Murphy. “Estaba a la altura del hardcore… y vestíamos ponchos y teníamos lámparas de madera en el escenario, todo para mosquear al personal, ¿sabes? Pero fue divertido y pensamos que sonaba realmente bien”. Más tarde, hicimos algunos tributos a los Rolling Stones, uno llamado Exile On Lake Street, en el Uptown Bar, y otro llamado His Satanic Majesties Paycheck, en el Cabooze. Para mí, ese era el espíritu de Golden Smog, hacer un montón de versiones de los Stones. Lo siguiente que hicimos fue empezar a hacer distintas versiones, y entonces ocurrió que necesitaban una banda en el 400 Bar. Ese fue el debut real, donde tocamos un set acústico Kraig, Danny y yo. Nos llamamos Golden Smog y sacamos a algunos artistas invitados”.

En cuanto al origen del nombre Golden Smog, Louris coincide con Murphy: “Dan conocía a una chica que decía que si ella tuviese una banda en alguna ocasión, la llamaría Golden Smog. El nombre viene de un capítulo de los Picapiedras. “El siguiente concierto fue seis meses después”, dice Kraig Johnson. “Ya teníamos un bajista (Marc Perlman) y un batería (Chris Mars, que acababa de abandonar a The Replacements). Tocaríamos un par de veces al año, cuanto todos estuviésemos en la ciudad”. Louris retoma el hilo de la historia desde ahí: “Todo aquello se convirtió en una gran fiesta. Golden Smog era tan divertido porque pusimos muy poco énfasis en ello. Todo era muy fresco. Entonces alguien se ofreció para grabarnos, e hicimos el EP”. Editado en 1992 por Crackpot Records, “On Golden Smog” contaba con versiones de “Back Street Girl” de los Rolling Stones, “Shooting Star” de Bad Company, “Easy to Be Hard” de Three Dog Night, “Son” de Michelangelo y “Cowboy Song” de Thin Lizzy (en la que canta el mánager de Soul Asylum, Bill Sullivan). Chris Mars hizo el dibujo que serviría de portada. El EP también provocó la primera anécdota en cuanto a los nombres de los componentes del grupo: en lugar de sus nombres reales, cada miembro creó un nuevo apodo para los créditos del disco, inspirados en lo que hicieron Bon Jovi.
“Fue en un hotel en Chandler, Arizona, con Soul Asylum,” explica Murphy, “y el director del hotel dijo algo como ‘Hey, aquí estuvieron Bon Jovi la semana pasada. ¿Sabéis como se inscribieron en sus habitaciones? ¿Sabéis que usaron como nombres? Su segundo nombre y el de la calle donde crecieron’. De ahí proviene lo de los motes.” De este modo Dan Murphy se convirtió en David Spear, Gary Louris en Michael Macklyn, Marc Perlman en Raymond Virginia…

A unas 550 millas al sur de Minneapolis se encuentra St. Louis, la tierra de Uncle Tupelo, alma gemela de bandas de las Ciudades Mellizas (Minneapolis) como The Jayhawks. “Vinieron a vernos tocar algunas veces”, cuenta Louris, “así llegué a conocer a la banda, y especialmente a Jeff”. Uncle Tupelo invitaron a Louris a tocar en “Still Feel Gone”, el segundo disco de la banda, grabado en Boston en el verano de 1991.

La posterior disolución de Uncle Tupelo y la llegada de Tweedy a Golden Smog no parecen relacionadas en principio, pero la invitación a ir a Minneapolis y tocar con algunos músicos no pudo venir en mejor momento.
“Me puse realmente contento, y algo alterado, cuando me pidieron hacerlo”, asegura Tweedy, “me hizo darme cuenta de que podría estar bien ir a tocar con otra gente, porque todos con los que había estado en Uncle Tupelo (excepto Farrar) seguían tocando conmigo, transformándonos en Wilco”.

Tampoco estaba preparado todavía para convertirse en el líder de la banda fragmentada que había quedado tras la partida de Farrar, asi que Tweedy sabía que él sería el responsable de lo que ocurriese a partir de entonces y agradeció la oportunidad, temblando ante la perspectiva de tener que componer doce canciones en lugar de seis, asustado por la idea de fallar en algún momento.

En la misma época en que él, el batería Ken Coomer, el bajista John Stirrat y el multi-instrumentalista Max Johnston estaban esperado a grabar el que sería el primer disco de Wilco, “A.M.”, Tweedy recibió una llamada inesperada. “He sido un fan de Uncle Tupelo”, dice Murphy, “Soul Asylum había tocado con ellos, y así conocí a Tweedy. Él y yo también teníamos el mismo editor musical, así que éste me dio su número y le dejé un mensaje en el contestador automático diciendo ‘No sé si me recuerdas, soy Dan. Hey, tengo un estudio en mi sótano, si quieres venir y componer algo, ya sabes, nuestro editor nos pagará por ello. Puedes quedarte en mi casa.’ En Julio de 1994, Tweedy viaja hasta Minneapolis, y su colaboración con Murphy se extiende pronto a otros miembros de Golden Smog. A finales del mes, Murphy reserva una noche para tocar con la banda en el 400 Club, no como Golden Smog, sino bajo el nombre de Circle The Drain. El set incluye algunas de las nuevas canciones que habían tocado en casa, así como un tema original de Kraig Johnson, “Yesterday Cried”. “Kraig fue el primero en escribir canciones con la intención de componerlas para Golden Smog,” asegura Murphy. “Estaba en Pachyderm Studios una noche”, cuenta, “después de que todo el mundo se hubiese ido, y me senté con el ingeniero de sonido y grabé tres canciones para las que había escrito las letras. Se las puse a Dan y dijo, ‘Son buenas, deberíamos tocar algunas canciones propias’. De repente, todo el mundo estaba diciendo, ‘Tengo algunas canciones que no voy a usar con mi otra banda y creo que serán para Smog´. Así es como todo ocurrió.”
Cuando se mencionó la idea de poner canciones originales para el primer LP de Golden Smog, Louris, Tweedy, Murphy y Johnson ya tenían canciones que no se habían adecuado a sus otras bandas. Louris tenía “Won´t Be Coming Home”, una canción que The Jayhawks habían tocado en directo, pero cuyo “tiempo había pasado”, dice. Tweedy tenía “Pecan Pie” y “Walk Where He Walked”, ambas sobrantes de A.M. Murphy tenía “Ill Fated”, la cual “sonaba algo ruda para el estilo Soul Asylum. Y Johnson tenía las demos que había grabado en Pachyderm. Murphy y Perlman colaboraron en un par de canciones, Louris ayudó a Tweedy a completar su medio acabada “Radio King”, y con la adición de dos versiones (“Glad & Sorry” de Ronnie Lane, y el clásico del soul “She Don´t Have To See You” de Paterson/Strickland), Golden Smog hizo todo un álbum en cinco días de Octubre de 1994. “Fuimos al estudio con todas estas canciones”, recuerda Murphy, “y ni siquiera las ensayamos… sólo nos sentamos e improvisamos todos juntos durante un rato y luego dijimos, ‘rebobinemos la cinta.’ La emoción de estar en una nueva banda, eso era Down By The Old Mainstream.
Pero sin duda alguna lo más divertido era salir de gira a tocar con los amigos, y que esa fuese la única motivacion, sin preocuparte por las entradas que vendías o las que dejabas de vender.
“Era algo puro aquello de tocar en pequeños locales donde podías ir y hablar con los fans. Cuanto más grande se hace la banda, menos ves a la gente que importa. La gente viene a verte y quieren que les firmes una foto, o la entrada o una teta o lo que sea. Es extraño. En Golden Smog, sólo tocas y hablas con la gente. Y lo echo de menos. Había olvidado cómo es eso. Tocamos en un montón de sitios de la costa este y sureste, sitios donde no había estado en un muchos años. Era lo que necesitaba para centrarme de nuevo… Creo que todos pasamos por lo mismo en distintas épocas. Eso nos une mucho.” Murphy asegura que los tiempos difíciles y los baches personales aparecen ligados de manera inexplicable a la historia de Golden Smog. “No sé si será coincidencia o no”, asegura jocosamente. ”Es complicado mantener una relación, y además pierdes el contacto con los amigos. Golden Smog es un grupo de colegas. Kraig, Marc y Gary han sido mis amigos durante la mayor parte de mi vida adulta, y durante los años anteriores a que grabásemos el disco e hiciesemos la gira de Smog, había perdido el contacto con ellos.”
¿Es entonces Golden Smog una manera de volver a ser joven? “Más joven,” matiza Murphy. “Es una oportunidad de hacer locuras de nuevo; de salir y divertirse de forma frívola, de hacer giras sin preocuparnos por nuestras responsabilidades o por las connotaciones de lo que hagamos, lo cual es… adictivo en cierto modo. Es un chollo si puedes hacerlo, ¿no crees?”

La frivolidad pudo ser el tono principal de la gira de Golden Smog, pero cuando los miembros de la banda volvieron a unirse en los estudios Ardent de Memphis, en Febrero de 1997 para empezar a trabajar en un nuevo album (con el batería de Big Star, Jody Stephens), el ánimo era considerablemente distinto, según Johnson. Down By The Old Mainstream fue considerado como un grupo de tíos tocando un monton de guitarras y bebiendo cervezas, lo cual es cierto de algún modo. Weird Tales invocaba otros sentimientos y tenía una intención diferente. Y también estábamos en Memphis. Pero sí, supongo que hemos cambiado en algún momento entre el anterior disco y éste.”

Las aportaciones de Louris a “Weird Tales”, especialmente “Jane” y “Jennifer Save Me”, son el tipo de material doloroso y sentido al que aputaban sus últimas tribulaciones- pero por otro lado, siempre tuvo una tendencia natural hacia ese material tan melancólico. “No quiero ser el rey de los llorones”, dice, “pero sigo creyendo que una buena melodía, del mismo modo que todo lo bonito tiene un tinte triste en él”.
Jody Stephens, el recién llegado, atravesó sus malos momentos durante la creación de “Weird Tales” pero, como el resto de los Smogs, encontró en la banda un buen apoyo.

“Este disco no fue tan entretenido,” coincide Murphy. “Quiero decir que fue divertido y productivo, pero no era tan ‘enrollado’ como el anterior. Supongo que era un disco más serio, afortunadamente en el mejor sentido. No había risas y lágrimas; no había canciones de broma. Es más oscuro, definitivamente; hay algo bonito que cautiva en él. Y además creo que refleja aquello por lo que estábamos atravesando”.

“Yo sabía que cada uno estaba en un lugar distinto,” añade Tweedy, “Danny acababa de pasar por un mal año con Soul Asylum. Gary todavía intentaba regenerar a The Jayhawks…”
En las 48 horas anteriores al comienzo de las grabaciones, cada miembro tuvo momentos de serias dudas. “Condujimos hasta Memphis para grabar,” cuenta Louris, “y me encontré con Tweedy, con quién compartí cuarto durante las primeras dos semanas. La primera noche, nos sentamos en nuestras camas y estuvimos viendo la televisión y nos pusimos a hablar sobre lo que haríamos al día siguiente. Ambos habíamos viajado pensando, ‘¿Qué estamos haciendo aquí? No recuerdo por qué quería hacer esto.’
“Hicimos Down By The Old Mainstream, y eso fue hace mucho tiempo. Hicimos algunos conciertos, pero los últimos diez no fueron realmente una gira. Simplemente aparecimos por allí; había algún dinero y lo pasamos bien. Pero después de un tiempo todos habíamos olvidado por qué lo estábamos haciendo. El día siguiente, cuando fuimos al estudio para grabar, y después volvimos al hotel y nos sentamos de nuevo en nuestras camas, estuvimos toda la noche hablando sobre porqué estábamos tan excitados. ‘¡Sí!, estó es lo que quería. Ahora lo recuerdo”.

GIRA



miercoles 13 Santiago De Compostela Sala Capitol - 21:00 H

jueves 14 Gijon Sala Parque Del Piles - 21:00 H

viernes 15 Vitoria Sala Azkena - 21:00 H

sabado 16 Lleida Sala River Cafe 21:00 H

domingo 17 Madrid Sala El Sol - 21:30 H