FERNANDO MÁRQUEZ El zurdo

Compartir
Apertura de puertas: 22-00
Precio de taquilla : 10 €
Venta anticipada: ESCRIDISCOS C/ Navas de Tolosa 4

REPORTAJE DEL CONCIERTO

LA MUECA es la actual aventura musical de FERNANDO MÁRQUEZ junto a CHARLIE MYSTERIO y ANTONIO PAZOS, amén de tres músicos más (CÉSAR, CLARA y ANGEL) y una colaboradora de excepción, la vocalista HELENA DE ALFONSO.
El proyecto comienza a gestarse en septiembre de 2002 cuando CHARLIE y EL ZURDO comienzan a colaborar preparando material y haciendo algunos directos esporádicos e irregulares. La cosa va tomando más consistencia con la incorporación de ANTONIO PAZOS (quien ya había arreglado buena parte de los temas lanzados por FERNANDO entre 1995 y 2002), con quien trabajan intensivamente entre el 2003 y el 2006 en la producción de varios temas. Tres de los más logrados son publicados por Nuevos Medios en junio de 2006 como bonus tracks del cd POP DECO O LA EXPOSICION INTERNACIONAL DE LOS 80. Tras ello, deciden pasar a una nueva fase, con el apoyo de una formación para directo y la idea de trabajar con más posibilidades cara a nuevas grabaciones. Dado que la experiencia es un proyecto grupal se decide llamar al asunto LA MUECA, nombre enigmático que alude tanto a uno de los temas grabados por FERNANDO en 2002 así como a su cuenta de e-mail más usada.
Comentarios sobre la anterior actuación de LA MUECA en la sala SIROCO (29 septiembre 2006):
Veinticuatro horas antes de que sus compañeros de generación hicieran el ridículo con orquesta bajo la atenta mirada de los medios, Fernando Márquez convocaba a poco más de cincuenta personas a su concierto. No problem: pese al escaso público, los problemas técnicos (que los hubo, y muchos) y su bien conocida timidez, El Zurdo se mostró a la altura de su leyenda y de un repertorio que ha recuperado enteros gracias a la presencia del ex-Caramelos Charlie Mysterio, único músico de Madrid que puede rivalizar con Márquez en timidez y genialidad.
Respaldado por una banda sobresaliente, el mejor apoyo instrumental (como él mismo reconoció) que han tenido sus canciones desde el fin de La Mode hace ya veinte años, el cantante pasó revista a un repertorio de clásicos indiscutibles, esperanzadores temas nuevos y versiones improbables entre la que destacamos ese “Tiempos nuevos, tiempos salvajes” (Ilegales, nada menos) sometida a un ritmo de soul húmedo y viscoso.
Dicen que las épocas de crisis estimulan la creatividad, y puede que los turbulentos puntos de vista políticos de Márquez hayan tenido algo que ver en su regreso al ruedo. En cualquier caso, sus canciones siempre son necesarias.

Yago García (MONDO SONORO)
El directo con que nos regaló El Zurdo en SIROCO resultó una agradable sorpresa en muchos aspectos, tan redondo que alimenta la sospecha de que hay muchas cosas interesantes cocinándose, con una variedad de músicos reunidos en escena que recordó los tiempos de Paraíso. Inauguró el concierto con uno de los temas nuevos que viene formando parte de su repertorio en los últimos directos: SOMOS DE OTRO TIEMPO, interpretado con cierto hastío elegante y sustentado en una instrumentación sencillísima. Esta hermosa canción, con la enjundia de un manifiesto, puede muy bien resumir la manera de estar en el mundo de Fernando Márquez y su compañero de fatigas musicales, el inefable Charlie Mysterio, uno de los artesanos del pop más estimulantes y sofisticados desde su camuflada aparición con LOS CARAMELOS. En escena, ambos tienen la presencia seductora de los hermanos Mael, encarnando en sí mismos categorías estéticas a la manera de Gilbert & George y sus esculturas cantantes, o las conspiraciones asentadas en la tradición pero no por ello menos transgresoras de Charles Ryder y Sebastian Flyte (no en vano, un oso de peluche presidió la actuación en todo momento, réplica de ese otro peluche simbólico de los dandys de Brideshead). El Zurdo, descrito no hace mucho como «aguafiestas» en algún medio, tiene esa vocación –ahí PERO QUÉ PÚBLICO MÁS TONTO TENGO– de ilustre prosapia que entronca con los anticlímax de un Andy Kaufman. En esa rica veta de dandismo parece inspirarse el genial Mysterio –pienso mientras escribo esto en CHEREE de Suicide–, que acompañó algunos temas con el pespunteo adánico de un guitarro y un teclado archielemental, acaso un guiño a Martin Rev y sus instrumentos obsoletos o destrozados. Así, el CON PACIENCIA sonó con una rusticidad distinta del disco aunque no menos hipnótica que en la producción original y UNA CICATRIZ nos regaló un Fernando en su faceta más melódica desplegando los delicados recursos de su voz. Otro de los bonus del disco, EL SENDERO, permitió a los asistentes disfrutar en los coros de la voz de Helena de Alfonso, vocalista de Barahúnda, peraltando las estribaciones de la canción con potentes registros célticos, y la mano en la sombra de Antonio Pazos. Hubo agradables sorpresas como la cavatina de EL CAZADOR –jalonada con un Christopher Walken for president! a cargo de El Zurdo–, la versión TIEMPOS NUEVOS, TIEMPOS SALVAJES de Ilegales, más umbría en boca de Fernando, o la presentación en sociedad de uno de los nuevos temas zurdos inspirados en su reciente epopeya japonesa llamado LAS VÍRGENES SHIBUYAS, más cerca de las epifanías de un flanneur culto que de la voz política sondeable en MI DULCE GEISHA, y que aúna elementos de la cultura japonesa utilizando los recursos de Richard Hamilton para sus composiciones pop, como hicieron los Roxy para su VIRGINIA PLAIN. Hubo lugar también para clásicos como LA PLUMA ELÉCTRICA o MÚSICA MODERNA, convenientemente actualizados, o temas de su anterior disco en solitario como SUNSET BOULEVARD o MOIRA TE ESPERA, para cerrar el concierto con esa inspirada versión del WALK ON THE WILD SIDE de Lou Reed acompañada de un vindicativo rap donde El Zurdo hizo un repaso curricular, tomó posición y dejó muy claro cuáles son sus intenciones para este nuevo siglo. El Zurdo ataca de nuevo. Vayan abrochándose los cinturones.