ELASTIC BAND (22:30 hrs)

Compartir
Apertura de puertas: 22-30
Precio de taquilla : 10 €
Venta anticipada: 8 € anticipada Herzio

Después de 3 años de la publicación de
Boogie Beach Days, su sorprendente primer trabajo, aparece el nuevo disco de ELASTIC BAND, “M oo D”. La espera ha sido larga y la sorpresa mayor. Los primeros compases de “Giving Advice“ provocan desconcierto; ¿Son Elastic Band? Mirar la carátula no ayuda a salir de dudas, el nombre del grupo no aparece por ningún sitio. ¿Modestia o camuflaje? Son ellos, aunque está claro que algo ha cambiado en estos 3 años.
M oo D, como ya nos anticipa la preciosa portada del artista Bjorn Copeland, tiene vocación de celebración. La historia de la música pop/rock se une para hacer una fiesta.
Décadas de música se miran -ya reconciliados por el paso del tiempo- y piensan al unísono: ‘Let´s dance!’. Aquí estamos.
M oo D es un disco del tiempo que nos ha tocado vivir. Ejemplifica la cultura del DIY (‘do it yourself’), del ‘home made’ y del riesgo total.
También es la generación del ipod y la selección aleatoria de canciones, la época en la que el revisionismo forma parte de nuestra vida cotidiana. En M oo D está ese impulso de contar con el pasado para estar en el presente, rindiéndose a la evidencia de que somos el cúmulo de nuestras influencias: las conscientes y las inconscientes, las confesables y las inconfesables. M oo D se mueve con soltura entre ellas y las usa como carburante. Destaca la producción, la búsqueda de sonidos y matices, los cambios de ritmo, las melodías etc.
Una riqueza inusitada propia de unos ilusionistas del estudio. Y a cargo de la masterización han puesto a Joe Lambert (Deerhunter, Animal Collective, Moby, Dirty Projector o The Nacional).
Sin dejar de reírse de si mismos, – como en el repaso que hacen de todos los estilos en “The Way She Move Me“, desde el reggae, al hip-hop, pasando por el country o la balada más melódica, teniendo a un matasuegras como maestro de ceremonias -, pero invocando también a la nostalgia – como en la visual “Not There“ con su urgencia adolescente, la decadencia del fin de fiesta en “After All“ o la persistencia de “Then Again“ que llega a ser desgarradora-, M oo D es urbano y nocturno. Evocación agradecida a artistas injustamente desconocidos, pioneros silenciados y mega estrellas que por serlo no tienen cabida en el olimpo de los grandes, M oo D puede verse como un gran homenaje, pero entendido como impulso para crear. Un disco arrebatado, labor de unos locos perfeccionistas en busca del sonido imaginado. El compromiso que significa en estos tiempos que corren hacer un disco con pasión. Multifacético, iconoclasta, M oo D también puede ser la banda sonora de una vida dedicada a reverenciar la música como algo necesario, pero sin ponerse demasiado serio.
Disco de la totalidad, busca en él cualquier estilo, cualquier grupo, el que se te ocurra: Todos están en M oo D.