COOPER

Compartir
Apertura de puertas: 23-30
Precio de taquilla : 12 €
Venta anticipada: Anticipada en Escridiscos 10 €

El nombre de este nuevo EP de COOPER (que remite al excelente programa nocturno que dirige Antonio Gasset en TVE) se debe a las referencias al séptimo arte que hallamos sobre todo en los títulos de las tres canciones originales que encontramos, como siempre, comprimidas en pequeñas dosis de sabroso pop de guitarras y envueltas en una elegante portada con dos estrellas invitadas del nivel de la actriz Catherine Deneuve y su ex-marido, el fotógrafo de moda David Bailey. “Días de cine” es pop en pantalla grande; casi un cuarto de hora de melodías tarareables, ritmos contagiosos y letras que te hacen soñar, como en la oscuridad de una sala de proyección: la magia efímera de la mejor música pop, condensada en su formato más natural.
Abre el disco la canción “El sur”, un título que hace referencia a la poética segunda película de la exigua filmografía de Víctor Erice. A continuación, un medio tiempo con guitarras que podrían pertenecer a los mejores momentos de TEENAGE FANCLUB, que toma su nombre de “Rainman”, la película protagonizada por Dustin Hoffman en 1988. “Un día de furia”, por su parte, toma su título de la explosiva película que protagonizó Michael Douglas en 1992, y en ella encontramos -como es habitual en el universo estético de COOPER- otras referencias a la cultura pop como ese cuadro del pintor pop art Robert Rauschenberg que ilumina la habitación del protagonista.
Como bonus track, COOPER ponen la guinda a este magnífico EP con una versión de “Where I find my heaven”, el clásico del pop de guitarras que popularizaron los americanos GIGOLO AUNTS en los 90, y que COOPER lleva a su terreno con convicción y maestría.

BIOGRAFIA



Tres años depués de anunciar la disolución del grupo leonés, bandera del movimiento mod en nuestro país, Los Flechazos (1986-1997) uno de sus emblemáticos componentes el cantante y guitarrista Alejandro Díez Garín regresa a la música con un nuevo (y lujosamente editado) disco titulado Fonorama (Elefant Records, 2000) que contiene once nuevos temas y que ha grabado con una banda compuesta exclusivamente para esta ocasión: Así junto al propio Alejandro (voz y guitarra) están Mario Alvarez (guitarra y componente del grupo leonés Los Popels y de Pippermint), José Luis Hernández (bajo y componente de Sex Museum) y el conocido productor Carlos Torero (batería). "Es la primera vez que grabo con músicos profesionales y estoy por ello un poco desencantado. Muchas veces, tienes la idea equivocada de que cuando tocas con los músicos de tu grupo no son lo suficientemente buenos y que si tocaras con gente profesional todo iba a sonar como un cañón. Me ha llegado la hora de tocar con músicos contratados en vez de con compañeros de grupo y he visto que no ha habido tanta diferencia. Es un poco triste que, después de quince años en la música, te tengas que dar cuenta de algo tan básico". Sus fans tendrán oportunidad de ver otra vez a Alejandro encima de un escenario: "Tras la desaparición de Los Flechazos había decidido dejar la música, no me daba cuenta de que necesitaba componer. Pensaba que antes hacía canciones porque tenía que componer para un grupo. Y resulta que tras una entrevista con Jesús Ordovás decido hacerle una canción (Tecnicolor), un amigo muere en un accidente y compongo otra canción (Un nudo en la garganta). Resultó que componía para transmitir emociones, me apetecía volcar acontecimientos personales en una canción, aunque para tocarlas en casa, nunca para grabar un disco ni para entrar en la dinámica de otro grupo. El nombre del grupo también tienen su historia: "Es un nombre que me gustaba. Me parecía chulo. Además está cargado de referencias. Me apellido Garín. De Garín a Gary hay muy poco. Un amigo por la calle me llamó Garín Cooper cuando la idea del nombre ya me estaba rondando por la cabeza. Y también, como no, por Jimmy Cooper (protagonista de "Quadrophenia"), por Gary Cooper (protagonista de "Sólo ante el peligro"), por el mini Cooper, porque me gusta cómo suena." confiesa Alejandro. "Las canciones surgieron de una necesidad personal de expresar una serie de cosas". Desde el dolor (por la muerte del amigo por el accidente), al desengaño (la constatación de que es demasiado tarde para el amor o de que las drogas no sirven para mejorar tu mirada del mundo), amor nocturno . Pero no se trata de un disco en la onda de Los Flechazos sino más bien un disco de pop, simplemente, con una importante presencia de guitarras y la ausencia total de teclados. "En Fonorama hay algunas canciones que llegamos a ensayar Los Flechazos, pero éste no es un disco de Los Flechazos que no llegáramos nunca a grabar. Sí que había ya un disco de Los Flechazos que estaba en proyecto pero esas canciones no entran en este disco porque eran demasiado mods para lo que yo quería hacer en este nuevo trabajo". Entre los agradecimientos y canciones dedicadas de este primer trabajo en solitario, aparte de las íntimas para amigos y familiares, las hay también para grupos como Cecilia Ann, Hermanos Dalton, Happy Loosers, Substitutos o Art School que "me dieron oxígeno cuando me encontraba bajo el mar", así como para gente de la radio como Julio Ruiz o Jesús Ordovás y su programa Diario Pop (a quienes dedica el tema Technicolor). Los Flechazos era el nombre de su anterior banda de la cual estuvo al frente, junto a sus colegas y su mujer Elena, durante 11 años, siete discos y más de cuatrocientos conciertos: "A Los Flechazos les dimos suficientes oportunidades para que el éxito llamara a nuestra puerta, pero se resistía y nos cansamos". Tras la disolución del grupo Alejandro montó una tienda de discos y ropa en León ("Chelsea"), desde donde promueve conciertos y eventos sixties, como por ejemplo el festival Purple Weekend. Cooper, que comenzó siendo como un entretenimiento, se ha convertido en el mejor bálsamo para cerrar la herida de Los Flechazos: "Tras la disolución lo pasé mal. Me vino bien componer las nuevas canciones. Luego el decidir grabar, elegir qué canciones grabar también fue duro porque tenía pensado hacerlas sólo para mí, no para todo el mundo. Ahora me siento un tanto apesudumbrado porque no pensaba que esto se me fuera a ir de las manos. Yo no quería grabar un disco, sólo quería tocar en mi habitación. Pero claro, como me alimentan el ego mis amigos.". Alejandro ya tiene banda para salir de gira. Todavía no hay nada concreto sobre posibles actuaciones en directo aunque "haré una gira de presentación del disco. Pero no voy a estar en la carretera cada fin de semana como con Los Flechazos". Los componentes de la nueva banda son Mario Alvarez de León (guitarra, componente también de Pippermint), el ponferradino Pablo Alvarez (coros y bajo) y Ginés Martínez (batería, ex de los ya desaparecidos Substitutos). "En directo recuperaremos alguna canción de Los Flechazos, pero el eje central va a ser Fonorama. Lo que está claro es que quien vaya a nuestros conciertos a oír La chica de Mel va a salir muy decepcionado".