BOB WAYNE & THE OUTLAW CARNIES + THE BOO DEVILS

Compartir
Apertura de puertas: 22:30
Venta anticipada: VENTA ANTICIPADA EN TICKETEA.COM

17 € en Taquilla

13 € Anticipada en:

nombre

“Bob Wayne es el Kris Kristofferson de nuestra generación” (Hank Williams III)

Ha sido un largo año para los fans del country-punk sin el sonido único de Bob Wayne, ese que sólo puede conseguir el propio Wayne, y ha tenido que ser él mismo el que ponga fin a la espera. “Back To The Camper”, su tercer álbum para People Like You Records, verá la luz el 21 de abril de 2014, grabado en Nashville y producido por Andy Gibson, steel guitar de la banda de su buen amigo Hank III. Un viaje de vuelta a las raíces que no ha emprendido solo, pues además de su banda, los Outlaw Carnies, se le han unido el legendario Red Simpson y la estrella del country Elisabeth Cook con sendas apariciones estelares en el disco. Y no serán los únicos. En “Back To The Camper”, Wayne regresa a sus orígenes, al “hazlo tú mismo”, creando una oda a su propio estilo de vida. Empuñando la antorcha de la tradición del country de los fuera de la ley con un gruñido de moderno “punkabilly” marca de la casa, con sus letras despellejadas y esas canciones que bien podrían formar parte de banda sonora de algún western endemoniado en una ciudad sin ley.
Este enfurecido trovador ha dejado un rastro de destrucción en bares de mala muerte, corazones rotos y sexo rápido a lo largo de Estados Unidos y Europa como un auténtico guerrero de la carretera, siempre acompañado de su chaleco de cuero y su pañuelo en la cabeza como si de un motorista “redneck” se tratara. Su increíble catálogo de grabaciones caseras, incursiones en el studio y CDs grabables copiados por él mismo que vendía desde el maletero de su caravana finalmente desembocaron en un par de lanzamientos con el sello People Like You que condensaron y capturaron justo la esencia de lo que su vida al límite y su trabajo habían sido, y lo que serían. Una presentación de la música que ama y por la que vive, continuando con la tradición de leyendas como Johhny Cash, Waylon Jennings y Hank Williams Sr. y Jr., revisando la tradición musical americana para divertir o emocionar por igual a un camionero de Alabama que hacer las delicias de un cowboy borracho en un salón de baile de Nashville. Y como Bob Wayne está de gira aproximadamente 365 días al año, deberías apuntar sus visitas en el calendario y acercarte a ver y oír alguno de sus célebres conciertos.

——————————————

THE BOO DEVILS

“Conocí a un chico en el colegio que quiso negarse a ir al campamento de verano al que nos habían apuntado nuestros padres porque uno de los sábados que estaríamos fuera de casa televisaban una película de Elvis: Charro.
Un mes más tarde, en agosto de 1977, fallecía el Rey y se vio abocado por el destino a convertirse para siempre en un discípulo irredento. Apenas teníamos 8 años.
Conocido ya como Joe Gabardo, en 2010 tuve noticia de que de nuevo andaba con la guitarra al hombro y la armónica en el bolsillo. Una nueva banda. Y la línea estaba marcada: rock and roll para el siglo XXI, ecléctico y sin complejos, sencillo y vibrante, de profundas raíces en sonidos de los 50s, y con historias que contar. Lo viejo y lo nuevo -citando a Eisenstein-, siempre mirando a Memphis.
Diego Serrano (aka Diego The Kid), un joven guitarra proveniente del indie con interés en los sonidos más jazzy del rockabilly, contactó con Joe por medio de un anuncio que éste había publicado en Internet.
Casi al mismo tiempo y del mismo modo, fue Al Navarro quien quiso conocer más sobre el proyecto. La voz del grupo en ciernes había entrado en escena buscando los orígenes del punk-rock guiado por, una vez más, la inmensa sombra de Elvis.
Después de un tiempo probando a encontrar al resto de componentes adecuados, Joe decide contactar de nuevo con la sección rítmica de su anterior proyecto. Así, reaparecen Viki Gómez (aka Viki Larookie) y Hugo Menéndez (aka Hugo Babyface), batería y contrabajo respectivamente.
The Boo Devils adquiere forma y la banda comienza a picar piedra. Un frontman electrizante de poderosa voz, unas guitarras con twang perfectamente empastadas, y una sección rítmica compacta y potente, hacen que 2011 sea un año de iniciación excitante sobre las tablas.
La búsqueda de la calidad en la selección y arreglo de temas, así como una interpretación contundente y sincera, les llevan a finalizar el año metiéndose en estudio para grabar media docena de temas propios.
Ya en 2012, Hugo Babyface decide dejar el grupo en pos de un apretado calendario con otras bandas. Acto seguido se incorpora al contrabajo Emmanuel Miró (aka Magic Manoo). Es el momento, mayo de 2012, cuando sale a la luz Act One, su primer mini-LP. Desde mi punto de vista, sin duda, una pequeña perla.
Reconozco un acierto haber dado una vuelta de tuerca a aquel viejo proverbio latino de In Vino Veritas (La verdad está en el vino), por In Rock And Roll Veritas, el lema de la banda.
Honestidad rocker, sin más palabras. Orgullo y coherencia con el rock and roll.
Keep on rockin, The Boo Devils!”
JD

http://www.theboodevils.com/