ANTONIO VEGA + J.I. LAPIDO + NACHO G. VEGA + SULIVAN

Compartir
Apertura de puertas: 22-00
Precio de taquilla : 10 €
Venta anticipada: ESCRIDISCOS C/ Navas de Tolosa 4

REPORTAJE DEL CONCIERTO

Antonio Vega se ha vaciado. Antonio ha logrado disfrutar de una libertad creadora insólita para él hasta la fecha y lo ha dado todo en el empeño. Ha salido de su cueva particular, ha sacado fuerzas de su flaqueza, ha resistido a sus tentaciones, ha vencido hábitos, en aras de una lucidez y energía necesarias para atender cada momento, cada nota de este álbum 3000 NOCHES CON MARGA. Y, claro, Antonio ha roto moldes de composición, ha jugado como un niño y ha tirado de su propio fondo literario, musical, educacional, principalmente el de su adolescencia y juventud en los setenta. Las siete canciones y dos piezas instrumentales resultantes de este ejercicio titánico, de esta hazaña humana y artística, nos revelan un Antonio Vega, siempre íntimo, mucho más extravertido, menos oscuro y autocomplaciente, más claro y directo. Antonio está encantado, más orgulloso de este disco que de ningún otro que ha grabado solo o con Nacha Pop.

“Lo siento mío de principio a fin y hemos formado una banda para poder plasmar todo lo bueno que hemos hecho en este disco del que nos sentimos dueños muy satisfechos”.

A estas alturas del texto, en este segundo párrafo, presupongo que el lector resistente y curioso va a leer hasta el final ya porque la figura de Antonio Vega le atrae desde hace un tiempo, ya porque necesita documentación para su labor mediática. Confieso sentirme abrumado por el impacto emocional de estas canciones y mi charla con su autor, a quien conozco entrevista a entrevista desde 1980. No me considero su amigo, pero el cariño y respeto mutuos han crecido como maduraron nuestras emociones y pensamientos. Leamos primeros fragmentos del texto de introducción en los créditos del disco:

“Hacia finales del mes de junio del año 2004 y después de pasar por el peor momento de mi vida, sin duda, comenzó la aventura de este 3000 noches con Marga. Con vehemencia enfermiza me sumergí en una dedicación incesante a mi trabajo. Escribí, arreglé, di forma uno a uno a los temas que componen esta obra.

En un momento en que, como hoy, mi corazón se hallaba desbordado por el dolor, todo giraba en torno a la figura de Margarita del Río Reyes, la mujer que me lo dio todo a cambio de nada y a la que he consagrado mi vida entera, lo que me quede de ella.

Me ahogo en la congoja de tu recuerdo ausente
De mi garganta anudada, mi soledad temprana
Cansado de caminos que no conducen a nada
¿Hasta dónde llega la vida?
¿De dónde viene la muerte?
Todos los días he llorado tu marcha
Y lo he hecho solo
Y solo grito tu nombre
Empeñado en pronunciarlo
Y hacer del ayer, mañana
Y del mañana, presente… “

Cada cual paga un precio por su mayor o menor empeño en volar libremente. Estas canciones despiden libertad en cada acorde. 3000 NOCHES CON MARGA suena por amor.

“Es un disco nacido de la ilusión y de la necesidad también de pronunciar su nombre y de estar cerca de ella y de darla… Es un disco que está por encima de planteamientos estilísticos o de mercado de cualquier tipo… Responde a la versatilidad, a la riqueza de una relación humana, antes que a la continuidad de un estilo”.

Teclados de Basilio Martí, guitarras de Jorge D’Amico, bajos de J.M. Baladón, saxos y otros vientos de Santi Ibarretxe, las armónicas de Javier Urquijo, las baterías de Toni Jurado o Anye Bao, los apuntes, consejos y paciencia de Carlos Martos, se ajustaron a una pregrabaciones caseras de Antonio en su ordenador. Todo había sido marcado para la grabación definitiva en los estudios Sonoland donde Antonio ha maldormido tantas noches.

“Los músicos se han liberado de responsabilidades malentendidas y han estado a la altura más que de sobra para satisfacer mi curiosidad artística. Hemos puesto el listón muy alto. Hay un antes y un después para todos nosotros con este disco”.

Y Antonio se ha vivido más guitarrista y cantante que nunca. Guitarras, guitarras, sí como la canción incluida en su primer álbum No me iré mañana. Guitarras setenteras, prosinfónicas, en un sonido de los ochenta. Adiós a esos tres minutos escuetos, óptimos para la radiodifusión y comercialización de hoy día. Las canciones duran lo que ellas mismas y sus músicos pidan o anhelen. Pasa el otoño son cinco minutos y medio de canción con un solo final de guitarra de casi dos minutos; Caminos infinitos son casi ocho y Te espero, cinco y medio. Los melómanos nos lo merecíamos. Gracias Antonio Vega, tu genio poético es tan deslumbrante como tu corazón matemático.

“He disfrutado con la palabra. He disfrutado especialmente cantando cosas tan reales y ciertas que salen de algún sitio muy cercano a todos, de una enorme cotidianeidad”.

3000 NOCHES CON MARGA es El Disco de Antonio Vega.

santiago alcanda

tema por tema

PASA EL OTOÑO

Un arranque de dos primeras estrofas con una estructura musical muy original nos lleva al estribillo clásico de Nacha Pop, vivaz, rockero, desenfadado, muy al modo compositor de Nacho García Vega en temas como Vístete. “Sí, de hecho Nacho toca una guitarra ahí. Los recursos en este tema son muy nachapoperos”.

PUEBLOS BLANCOS

“Ese momento agradecido del crepúsculo en que uno se recoge como en aquellos días de playa en la infancia que hacia las ocho la gente va recogiendo sus cosas y da esa sensación, con ese poquito de silencio, de una situación transitoria, breve, hacia la noche, hacia una nueva exaltación de la jornada, ese paso del intimismo la actividad intensa de la vida…” La variable: lo que ha pasado en un día, como lo que ha pasado en toda una vida”.

ÁNGEL DE ORIÓN

Declaración de amor más allá de la vida y la muerte para un encuentro, una cita en algún rincón de la eternidad. El mundo de los niños, el mundo del loco, el que acaba por venir: “El hombre, el propio ser que ha de llegar como síntesis, como consecuencia inexorable de los otros. El que se desarrolla en la plenitud y la madurez, en esa última etapa de la historia del conocimiento. Jamás es perdedor”. Lo que la vida nos dio: ni la distancia ni el tiempo nos lo quitó.

CAMINOS INFINITOS

Obra magna del disco. La fuga… la cima de un ejercicio absoluto de libertad artística, una pieza magistral dividida en dos partes con una fase central instrumental, dramática. Un batería para cada parte: Toni Jurado en la primera y Anye Bao en la segunda. La armónica es de Javier Urquijo. El espíritu de los setenta, el de las guitarras. “Es una forma muy sinfónica de composición, como la fuga de los clásicos, de Bach, que es una huída hacia delante sin volver. Y Yes, que fue un grupo que me marcó muchísimo con discos como Relayer… Que por cierto lo he vuelto a escuchar después de tantos años y es una pasada”. Alusiones a la propia vida de canciones: Luz de cruce, Otra señal de bus, Cada uno su razón, Desordenada habitación…

SOMBRAS EN LA PARED

Acercamiento inaudito de Antonio al swing americano con unos arreglos de viento gloriosos que interpreta el estratosférico Santi Ibarretxe.”No creo que se hayan grabado unos metales así en este país en la vida, vamos. Santi es un monstruo. Ha sido un descubrimiento del copón. En principio trataba del típico perro broncas del vecino que repentinamente puede asustarte de un buen ladrido cuando llegas a casa y escandalizar a todo el bloque. Esta anécdota engendró el texto actual. “Fue un punto de partida. Es curioso que no teniendo nada en común… nunca hubiese llegado a esta letra sino hubiese partido de la anécdota del perro. Me ayudó sobre todo a tratar con desenfado el t ema”.

UN DÍA Y OTRO

Una letra cotidiana que corrobora esa mirada en este álbum de dentro hacia fuera. Antonio más suelto que nunca. Yo y Martes 13 la subtitularíamos: “No me toquéis más los cojones”. La transparencia, la paciencia, el sueño y el dolor. “Este tema esta escrito más bien en clave de resignación humorística, pero sí parte de una intención seria decir: “Bueno, qué pasa aquí”. Un respeto. Todos llevamos nuestras cosas por dentro”.

VALLE MISTERIO

Instrumental puro, rico en armonías. “Salió así y en ningún momento pensé en añadir letra alguna. Es como mi puntos secreto, personal de magia en el disco. Por fin me decidí sin miedo a grabarlo todo menos la batería y disfrutando que te cagas, con una libertad absoluta y todo lo que se me ocurría está ahí”.

TE ESPERO

De nuevo, ecos de Nacha Pop, con un inicio de rif guitarrero que recuerda a Puertas abiertas. Guitarras, guitarras, guitarras. Y sueños. Marta y Antonio tenían sus sueños: “Se quedó en el tintero la promesa de un mundo mejor…”

3000 NOCHES CON MARGA

Antonio produjo en casa toda la programación de este instrumental cósmico, este diálogo íntimo con Marga. Tal y como lo sacó de casa, así se incluyó en el disco. “Es un tema que recuerda todo aquello que era ingenuo, naïve, infantil en ella y en nuestra relación. Pero también expresa dramatismo, lo trágico que hubo entre ambos. Es como una caja de música que va sonando y se va haciendo grande, se hincha, se hincha y de pronto de invade. Se hace grande y luego pasa por un desfile de soldaditos de plomo hacia la mitad y luego los sonidos se sumergen como debajo del agua. Es mi regalo, una cajita de música así tan cuca, mi tesoro, lo que guardo de Marga …”

——————————————-
JOSE IGNACIO LAPIDO

– En el 87 realizan una gira por Francia, algo que repetirán un par de veces más en el año siguiente. En 1988 editan su tercer lp. Debajo de las piedras, y en el 89, con Arias de nuevo tocando el bajo, graban 12 canciones sin piedad, disco acogido por la crítica como uno de los mejores de la década.
• En 1991 editan el que serta su último álbum para Zafiro, El baile de la desesperación, que, además de contar con la colaboración del cantante y guitarrista de Flamin’ Groovies, Chris Wilson, contenía una canción, La vida qué mala es, que se convertiría en el mayor éxito comercial de la banda.
• En 1993, 091 acaba su contrato con Zafiro y fichan por la multinacional Polygram, con la que editan Tormentas imaginarias, con dos nuevas incorporaciones: Víctor G. Lapido a la guitarra y Jacinto Ríos al bajo.
– En 1995 editan, ya para Big Bang, Todo lo que vendrá después, álbum número siete. A finales de ese año la banda decide separarse, para lo cual organizan una gira de despedida. Los dos últimos conciertos, en Mayo
del 96 en Granada, son grabados y posteriormente editados en un doble cd titulado Último concierto.
– José Ignacio Lapido, tras un paréntesis en el que compone música para teatro y bandas sonoras para cortometrajes, se lanza en solitario en 1999 con un primer disco: Ladridos del perro mágico. En este álbum, Lapido
es cantante, guitarrista, compositor y productor; facetas que mantendrá en sus siguientes grabaciones.

– Comienza su carrera musical en 1979 tocando, como simple aficionado, la guitarra y la batería en diversos grupos locales de rock. ■ En 1980 forma el grupo Aldar junto a su hermano Javier, Tacho González, Juanma Leyva y J. Manuel Román. Esta formación obtiene cierta repercusión a nivel local y llega a grabar un single en 1981 para Movieplay que contiene la primera canción compuesta íntegramente por José Ignacio, Intoxicación.
– Al año siguiente, Aldar se separa y Lapido, junto a Tacho González, J. Antonio García y Antonio Arias Forma 091.
– 091, tras algunas actuaciones por Andalucía y tras su paso por la mítica sala “Rockola” de Madrid fichan por la discográfica DRO. Graban su primer sencillo a finales del año 82, que contenia las canciones Fuego en mi oficina y Llamadas anónimas. En el 83 editan un segundo single con las canciones Lágrimas en el Paraíso y El deseo de ser piel roja, y es en 1984, tras ganar el concurso “Alcazaba” de Jerez, cuando graban y editan su primer Ip, Cementerio de Automóviles. • En 1985 abandonan DRO y fichan por Zafiro, estrenándose en la nueva discográfica con un disco producido por el líder de The Clash, Joe Strummer. El disco en cuestión se tituló Más de 100 lobos y se editó en 1986. Recientemente ha sido incluido por una revista especializada entre los 100 mejores de la historia de la música española de todos los tiempos. Al poco tiempo Antonio Arias abandona el grupo para formar Lagartija Nick. Lo sustituye Ángel Doblas como bajista, quedándose Lapido como único compositor de la banda.

– En el año 2001 edita un ep con seis temas titulado Luz de ciudades en llamas, y en 12)2)1 edita su último disco hasta la fecha: Música celestial, elegido por algunas publicaciones entre lo mejor de ese año.
– Desde que inició su carrera en solitario ha compuesto temas para otros artistas como M-Clan, Hermanos Dalton, Hareh-Lareh, Malahora o Babylon Chat.
– En mayo de 2005 entra en el estudio para grabar su nuevo disco acompañado por una banda de músicos de rock granadinos que serán los que le acompañen en su próxima gira (Víctor Sánchez, guitarra; Antonio Lomas, batería; Sergio Martín, bajo; Raúl Bernal, teclados).
El nuevo disco se titula En otro tiempo, en otro lugar y será editado en octubre por un sello creado al efecto por el propio Lapido, Pentatonia Records.

WEB OFICIAL DE JOSE IGNACIO LAPIDO